Blog


Salidas laborales

reciclaperezoso.com fotonueva 4

Que la vida está muy dura todos los sabemos, que nos las vemos y nos las deseamos para llegar a fin de mes también es una verdad muy grande, que la mayoría de las familias españolas se aprietan el cinturón, es la cruda realidad.

Cuando el hambre aprieta, el ingenio se agudiza y lo que antes ni se nos pasaba por la cabeza hoy nos lo planteamos como una posibilidad, como por ejemplo salir de tu casa, de tu ciudad, de tu país en busca de nuevas alternativas de trabajo. Yo me lo plantee seriamente cuando al llegar el fin de mes, no tenía dinero  para pagar el alquiler, entonces es cuando me di cuenta de que había tocado fondo y era el momento de tomar medidas.

Metí todo o que tenía en la maleta, lleve el coche a reciclaperezoso porque ya no tenía intención de regresas a España. Me costó mucho tomar la decisión, pero es que en estas condiciones no podría sobrevivir en este país, así que con la manta en la cabeza me enfrenté a mis temores y me metí en un avión rumbo al Reino Unido. ¿Por qué el Reino Unido? Pues no sé, quizás por cercanía, quizás porque era la opción más fácil, quizás porque era más barato… La verdad es que no lo sé, creo que me dejé convencer por la idea de que hablo perfectamente ingles y vi una oportunidad de éxito en ese aspecto.

No me puedo quejar, me fue bastante bien, encontré primero un trabajo de camarero en una heladería, algo temporal, solo para el verano, después acabé en un restaurante de comida rápida y por fin tuve la oportunidad de meterme en una empresa de mensajería en la que cobraba bastante más dinero que preparando hamburguesas. Allí estuve muy bien durante tres años, luego me ascendieron a encargado de zona y formalicé una relación con una compañera que hoy en día es mi mujer, somos padres de dos preciosos niños y hemos comprado una pequeña casa a las afueras de la ciudad. Ya llevo diez años aquí y no lo cambiaría por nada del mundo, aquí está mi vida y mi estabilidad.

A veces cuando se toca fondo y no se ven salidas, lo mejor es un cambio radical, porque en todos los cuentos e historias, lo mejor está por llegar. Yo tuve mucha suerte y por eso estoy muy agradecido.




Sitios en los que se trabaja demasiado

resuntex.es sabanas foto 2

Con la crisis y la falta de trabajo en tantos lugares de España, no queda más remedio que tener que ir buscando el sitio en el que te ofrecen como mínimo unas buenas condiciones. Las personas que no tenemos cargos como pueden ser los hijos nos da un poco más igual, no te queda más remedio que buscarte la vida bien sea en tu ciudad o a quinientos kilómetros de distancia, el caso es poder ganar cada mes un sueldo para salir adelante. En mi caso como vivo con mis padres no tengo problema de ir donde me llaman, no tengo pareja estable y tengo claro que mis caprichos me los pago yo y no mis padres, por eso es que no dudo en echar currículos  en cualquier lugar de España. Dependiendo del as campañas que haya de cosecha en la recogida por ejemplo de la uva, o de la aceituna, recogida de la naranja, fresas o melones allá que voy sin pensármelo don veces, es verdad que echo más horas que un reloj pero la recompensa merece la pena, ya que los sueldos se agradecen un montón.

Este año tenía planeado ir a vendimiar pero los planes han cambiado y no poco, tengo una amiga trabajando en Benidorm en un hotel de alto caché limpiando habitaciones y al parecer había habido una baja y necesitaban de una chica que hiciera el relevo cuanto antes. Me llamó enseguida porque sabe que lo importante de estos sitios es que puedas entrar, de esa manera se dan cuenta de cómo trabajas y puedes tener la oportunidad de quedarte hasta con contrato. No me lo pensé dos veces preparé las maletas porque encima mi amiga tenía un piso para y le venía de maravilla compartir los gastos, cuando llegué me hicieron una entrevista por supuesto había muchas más chicas queriendo entrar, me realizaron una prueba y cuando la encargada vio que tenía un montón de trucos para hacer una limpieza mejor en menos tiempo y en aprovechar mejor la ropa hoteles no dudó ni un momento en contratarme, llevo allí mes y medio y la verdad que no me engañaron en las condiciones, es verdad que se trabaja un montón pero con lo que gane más lo que tengo ahorrado pienso descansar todo el invierno que creo que con creces me lo he ganado a pulso.